Puede ser que algo tan hermoso me asuste tanto? En menos de un mes sentí cosas que no había sentido en años. Me mostraste cosas que siempre pensé que no llegarían a pasarme a mi. Es todo tan extraño y tan lindo que da miedo. Da miedo confirmar que lo que siento en cierto, da miedo confirmar que lo que vos tambien sentis es cierto, que lo que nos demostramos lo es, que lo que pasamos lo es, que la conexión totalmente loca que tenemos es cierta. Da miedo la sinceridad que nos tenemos, da miedo el cariño y la entrega. Me da miedo depender tanto, entregar tanto de mi, cuando siempre fui yo solo para mi. Ahora soy para alguien, el deseo de alguien. Y no es cualquiera, y no es diferente de la misma manera que los demás, es él. Ni simple ni complicado. Su esencia, su ser, su transparencia y su no transparencia. Su locura, su manejar, su andar, su pensar, su actuar, su enfrentar, su sobrellevar, su sobrevivir, su autosuficiencia y su dependencia. Su música, su aroma. Su percibir, su hacer sentir. Su viveza e ingenuidad. Su pasión. Su deseo, su motivación. Poco tiempo y muchas cosas. Sentir que paso el triple de tiempo del que en realidad pasó. Lo dulce, lo agrio. Sus conexiones, su otro yo. Su protegerse, el protegerme, su preocupación. No se sinceramente que siento. Solo se que deje cosas de lado, y no me importo. Se que mi motivación para cumplir horario es él, que nuestra competencia me sacó a flote. Se que no dependo totalmente, porque sobrevivo, no muero. Sufro preocupación, pero se que esta en viaje. No tenia miedo a demostrar lo dulce que me provoca ser. Pero ambos no sabemos. No saber a donde se dirige el barco, es algo muy arriesgado. No quiero terminar en una isla desierta, completamente sola. La incertidumbre a veces me hace actuar de la manera que menos debería hacerlo. Miedo, el no saber, el no poder prepararse con la angustia para no sentir el terror de que me equivoque otra vez. Y esta vez me fui demasiado lejos. Lo mas extraño de todo esto, es que me brinda la confianza suficiente para decir no importa el miedo, yo quiero intentarlo. Lo angustiante, lo verdaderamente angustiante, es no saber que hay dentro de uno. No se que siento.

æ